La intuición ampliada

Hemos hablado largo y tendido sobre la visión extraocular o visión intuitiva, esta expresión que usamos para referirnos a la capacidad de ver sin los ojos el entorno físico inmediato, pero no hemos hablado tanto de otra capacidad: la intuición ampliada.

Y precisamente esta aparece siempre en el título de todas y cada una de nuestras formaciones, ya que la valoramos tanto o incluso más que la propia visión intuitiva. Pero ¿a qué nos referimos con intuición ampliada?

Si has seguido nuestras charlas, presentaciones, en nuestros vídeos o en nuestro libro “Ver sin los ojos es posible”, verás que damos mucha importancia a la capacidad de visualizar.

Nuestra mente es capaz de crear imágenes de recuerdos, de imaginaciones… podemos llegar a ver lo que pensamos. Generalmente, a los niños les resulta más fácil poder ver sus propias imaginaciones que a los adultos. Si le dices a un niño: “¡Eh, mira un unicornio saltando por el jardín!”, el niño probablemente lo verá. Mientras que a un adulto, generalmente (y generalizar no es bueno), le costará mucho imaginarlo.

 

 

En este punto, donde podemos proyectar nuestras imaginaciones, nuestros recuerdos o pensamientos en forma de imagen, es lo que llamamos pantallita. Y no tiene por qué ser una pantallita. Para cada persona, esta puede tomar formas distintas y presentarse de formas distintas; lo importante es entrenarla. ¿Por qué?

Porque en esta pantallita empiezan a aparecer nuestras intuiciones. Otra vez, cada persona es distinta y no todas las personas empezarán a ver sin los ojos a través de esta pantallita, pero algunas de ellas, en esta pantallita empiezan a ver los colores de lo que están tocando con los dedos, incluso pueden aparecer imágenes abstractas o simbólicas que mantienen relación con lo que están tocando. Es decir, que esta pantallita, bien entrenada, nos ayuda en el despertar de la visión extraocular o intuitiva. Y por lo tanto, muchos adultos logran el éxito gracias a los recursos, ejercicios y estrategias que facilitamos para ir encendiendo esta “pantallita”…

Pero hoy no hablamos de ver sin los ojos. Como ya hemos dicho, hoy hablaremos de la intuición ampliada. Y es que hace años fuimos viendo que esta pantallita es un lenguaje de comunicación visual con uno mismo. Algunos lo definirán como un canal de comunicación con el subconsciente, otros con la consciencia, otros con nuestro ser, otros con el campo cuántico, otros con la lattice… Algunos hablan de la fuente o incluso de Dios…

Sinceramente, la respuesta no la sabemos. Y nuestra opinión no importa. Obviamente, tenemos opinión al respecto tras ver centenares de veces cómo esta pantallita logra cosas increíbles… Pero de nuevo, nuestra opinión acerca de la respuesta no importa. Lo que importa es que ¡funciona! Lo que importa es que, con el correcto entrenamiento, esta pantallita cada vez nos aporta más información y de más valor para nuestras vidas. Para explicarlo de un modo práctico… A veces escondemos objetos en la “caseta” donde trabajamos. A veces incluso yo escondo objetos para las sesiones de Tània, para que incluso ella no sepa dónde están dichos objetos. Entonces el participante hace preguntas concretas y determinadas a su intuición, a su pantallita… Y muchas veces esta pantallita responde con señales visuales, como podrían ser flechas, luces, que nos dan respuesta a las preguntas que nos hacíamos, hasta el punto de que muchas veces el participante logra encontrar por sí solo los objetos escondidos.

Y lo más importante, el índice de respuestas correctas va en aumento cuanto más se entrena. Con cartas del revés, con memory, con materiales que nos permitan hacer cálculos estadísticos, hemos llegado a lograr que algunos de nuestros participantes logren respuestas que solo se darían una vez entre miles de millones.

Hay días que solo el acierto es de uno entre 25… Y otro entre centenares de miles. Algún día más especial entre miles de millones… Lo que sabemos es que estadísticamente no somos tan afortunados de tener siempre tanta suerte, así que hay algo muy interesante en esta dirección. Tan interesante como saber que después de estos participantes que han despertado su intuición ampliada, muchas veces comentan que en su día a día sienten que tienen como una brújula que les facilita la vida. Una brújula que les permite tomar mejores decisiones.

¿Te animas a probarlo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Conoces a alguna persona interesada?¡Comparte con ella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tenemos nueva web

¡Descubre las últimas novedades y aprendizajes sobre la capacidad de ver sin los ojos!

×