Misterios de la visión extra-ocular

MISTERIOS DE LA VISIÓN EXTRA-OCULAR

FRAGMENTO DEL LIBRO DE «LA VISIÓ INTUÏTIVA»

Por si descubrir que ver sin los ojos era poco, una de las experiencias más surrealistas que hemos vivido, ha estado compartiendo experiencias sobre la visión extra-ocular y las diferentes maneras que tienen los alumnos de «visualizar» los materiales propuestos. No pocas veces nos hemos encontrado que dos, tres, o hasta cuatro personas diferentes dicen una misma cosa sobre una tarjeta que no tiene nada que ver con lo que están diciendo.

visión extra-ocular

Veámoslo a propósito de esta tarjeta. Un matrimonio joven participó en una sesión. Primero entró el hombre, que cuando se le mostró la tarjeta describió esta como una especie de cama, visto desde arriba, con una colcha gris y un cojín rojo a la izquierda. Claramente, el cojín rojo sería el dibujo de Goku y el fondo gris sería la colcha. Tratándose de un adulto, es una buena respuesta ya que habría conseguido captar los colores y su ubicación con precisión, aunque no les acababa de dar la forma correcta.

Al cabo de una hora y media entró su mujer y describió esta tarjeta de la misma manera y exactamente con las mismas palabras. Esta casualidad, se puede entender como casualidad o incluso como compenetración del matrimonio, los cuales estarían interpretando la realidad de una misma manera. Pero sabemos que no se trata solamente, de una compenetración que pase para que las dos personas se conozcan aunque seguramente influye mucho. No obstante hay gente que no se conoce de nada y afirman cosas similares o idénticas en tarjetas con dibujos o palabras que no tienen nada que ver con lo que ellos perciben.

Por ejemplo una tarjeta de un elefante ha sido descrita como una mariposa por tres personas diferentes. O una en la que figura un muñeco, varios niños y adultos han afirmado que había un demonio. O más curioso aún, hay una tarjeta en concreto -una de las que más aprecio y he usado de forma más frecuente- que, especialmente a los niños, les resulta como si fuera transparente (targetea lila y verde del vídeo), ya que la mayoría de ellos describen sin querer la otra cara de la tarjeta que no podrían ver con visión normal. Si bien hay que reconocer que esta tarjeta es lila, y que por tanto, los participantes podrían teniendo dificultades para detectarla (recordemos que las tonalidades rosa y lila resultan un poco más difíciles) y terminan percibiendo el verde de la otra cara, no son pocas las veces que cuando les muestro el color verde, entonces me detectan correctamente el lila del lado opuesto.

 

FRAGMENTO DEL LIBRO «LA VISIÓ INTUÏTIVA» (CATALÁN)

 
CURSOS QUE OFRECEMOS

 

 

 

 

 

¿Conoces a alguna persona interesada?¡Comparte con ella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×