«Tengo una corazonada» Los secretos de la coherencia cardíaca

«Tengo una corazonada» Los secretos de la coherencia cardíaca

Des de pequeños nos cuentan que el corazón es el órgano para bombear la sangre en nuestro cuerpo. Ancestralmente siempre hemos sabido que el corazón era más que eso… El corazón siempre ha sido un símbolo para representar el amor e incluso la expresión “tengo una corazonada” se ha usado para expresar una intuición… Y ¡ahora des de la ciencia se empieza a entender! Ahora sabemos que el corazón no solo se encarga de bombear la sangre por todo el cuerpo, en el también encontramos decenas de miles de neuronas que actúan como “pequeños cerebros” y funciona como una pequeña fábrica de hormonas. Este segrega adrenalina cuando necesita funcionar al máximo de su capacidad, atriopeptina para regular la tensión arterial y oxitocina, la hormona del amor. Todas esas hormones, sin duda alguna, influyen en el funcionamiento del sistema nervioso central, nuestro cerebro, por lo que puede hacerse referencia a un “sistema corazón-cerebro”. Pero la comunicación más directa entre cerebro y corazón se produce a través del sistema nervioso autónomo, que está compuesto por dos ramales. El sistema nervioso simpático que se activa cuando nos sentimos en peligro y libera adrenalina y noradrenalina para crear una reacción de lucha o huida, y acelera el ritmo cardíaco. Y el ramal parasimpático, que actúa de forma contraria, relajando nuestro cuerpo. Libera neurotransmisores que actuan como un freno y generan un estado de calma, disminuyendo la frecuencia cardiaca. Las emociones negativas como el estrés, la ansiedad, la tristeza, la rábia o incluso las pequeñas preocupaciones cotidianas afectan nuestra frecuencia cardiaca generando un caos fisiológico. (Activan nuestro sistema simpático y nos preparan para la reacción de lucha o huida). Al contrario, emociones como la alegría, la gratitud y el amor favorecen la coherencia cardiaca. No existe una píldora milagrosa que pueda armonizar el sistema corazón-cerebro, pero si que existe un método sencillo y eficaz: la coherencia cardiaca. Un estado al que podemos llegar fácilmente con simples respiraciones y con entrenamiento. Y estas se pueden medir gracias al EmWave.

«Tengo una corazonada» La coherencia cardíaca uno de los secretos de la intuición

La práctica regular de las técnicas de coherencia cardiaca puede aportarnos múltiples beneficios, tanto a nivel psicológico como físico y espercialmente pueden contribuir en una mejora la capacidad de atención, concentración y procesamiento de la información. El estado de coherencia permite que el cerebro funcione de manera más rápida y precisa. Las preocupaciones te abandonan, logras concentrarte mejor y las ideas fluyen de manera natural y sin esfuerzo. Claramente necesitamos este estado de coherència para poder accedir a nuestra intuición. Si la visión sin ojos solamente se manifiesta cuando el alumno està bien, ahora no soalmente podremos medir si alguien esta bién, sinó que gracias a las técnicas de coherència cardíaca y a nuestros conocimientos como instructores de respiraciones vamos a poder revertir cualquier estado adverso con más facilidad y objectividad. ¿Te animas a probarlo?

También estamos trabajando con la Biowell. ¡No te lo pierdas!

 
CURSOS QUE OFRECEMOS
 
No os perdáis…
llibre visió intuïtiva
¿Conoces a alguna persona interesada?¡Comparte con ella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×